Durante una entrevista para medios internacionales, los miembros de Metallica, el guitarrista Kirk Hammett y el baterista Lars Ulrich revelaron que su LP de 1991 titulado » Black Album » se originó tras buscar su propia versión del clásico Back in Black de AC/DC.

En su intervención recordaron los desafíos de pasar a la nueva década cuando comenzó la revolución del grunge y con ella la búsqueda de comenzar desde el principio con la colaboración del productor Bob Rock quién había trabajado con The Cult, Mötley Crüe y Bon Jovi y tenía un enfoque distinto de los sonidos.

«No fue un disco fácil de hacer porque queríamos un sonido muy concreto. Queríamos que todo saliera lo mejor posible a nivel sonoro, pero también en lo que se refería a la calidad de las canciones y a cómo las interpretábamos. Así que fuimos y -creo que yo soy el primero que menciona esto- hablamos sobre sacar un disco parecido al ‘Back In Black’ de AC/DC, un LP lleno de singles. Ese era el concepto, el de canciones que suenan como singles, pero que no los son», señala el guitarrista de Metallica.